Noticias

4 lecciones que aprendimos sobre educación durante el confinamiento

Apoyados en esta encuesta de El País a sus lectores en el marco del Foro de Educación,  pero también tomando como referencia lo que nos han contado nuestros alumnos, queremos subrayar, ahora que parece que comenzamos a ver la luz, lo que hemos aprendido sobre educación durante el confinamiento. Porque no han sido pocas las lecciones que la pandemia nos ha enseñado; hablamos, claro, de cuestiones relativas a la enseñanza online, a la necesidad o no de la modalidad presencial o a la viabilidad de la preparación de oposiciones online. 

1.  ¿Acudir presencialmente a clase, en algún momento, puede ser importante?

Como comentaremos a continuación, nuestros alumnos sostienen que es perfectamente viable prepararse unas oposiciones de forma online. Eso sí: hay ciertos detalles de la modalidad presencial que siempre vienen bien: interactuar con los compañeros, saber cómo están, mirar a los ojos al profesor. Hay una humanidad en la preparación presencial que es valorable; si la modalidad online es una buena solución, ¿es la modalidad mixta, con clases presenciales cada cierto tiempo, la solución perfecta?

Desde Tecnoszubia ofrecemos un sistema de videoconferencia y de formación online que combina las virtudes de la modalidad presencial, gracias al compromiso de nuestros preparadores y a la optimización de nuestras herramientas, con los beneficios de la educación online.

2. La modalidad online puede acercarnos, en ocasiones, aún más

Puede sonar contradictorio si tenemos en cuenta el primer punto, pero no nos podemos olvidar de que algunos de los alumnos de Tecnoszubia han afirmado que la modalidad online de la academia les ha acercado más a preparadores y compañeros.

Lo leíamos en los relatos de nuestros propios alumnos en el periódico IDEAL (te dejamos la captura a continuación): cuando la modalidad online se sostiene gracias a preparadores comprometidos, la comunicación por correo electrónico se hace menos impersonal, las dudas en las clases se responden con inmediatez y la relación con los compañeros continúa sólida.

3.  Nuevas formas de enseñanza

No sólo es que algunos docentes hayan tenido que aprender a marchas forzadas a utilizar ciertos sistemas y aplicaciones -videoconferencias, pizarras digitales…-, sino que han tenido que buscar otro tipo de enseñanzas. Desde El País leemos un testimonio de Llanos Navarro, Directora del instituto Histórico Bachiller Sabuco, en Albacete, en el que destaca haber aprendido a buscar una enseñanza menos memorística, más creativa y activa.

He aprendido a buscar una enseñanza menos memorística, más activa, más creativa, menos enfocada a la evaluación objetiva (cuyo rigor no se ha podido garantizar en ningún momento). Se ha impuesto el valor del aprendizaje en sí mismo, la necesidad de mantener una conexión emocional con los alumnos y alumnas que les llevara a permanecer conectados, una vez minimizada la trascendencia de las notas obtenidas.

4. La importancia de los compañeros

Para esto punto nos apoyamos en el caso de nuestra aspirante Alba; ¿recuerdas su Diario de una Opositora en Cuarentena? Conviene que no perdamos de vista sus relatos: nos enseñarán y nos permitirán, en un futuro, recordar y entender todo lo que los opositores pasaron; lo que los estudiantes vivieron; lo que cualquier persona experimentó durante los días más duros del confinamiento.

Nos queremos quedar con algo de todo lo que nos comentó: su relación con sus tres compañeras de Tecnoszubia, Rocío, Carmen y Olga. Ella puso de relieve lo importante que es, durante una preparación de oposiciones, contar con gente a tu alrededor que esté viviendo lo mismo; la importancia de una academia de oposiciones que te permita introducirte en un ecosistema de opositores en los que todos se retroalimentan.

¿Recuerdas aquel grupo con mis compañeras de Tecnoszubia en el que pusimos de foto principal las plazas de Orientación Educativa? Os presento a Rocío, Carmen y Olga. Las videoconferencias con ellas me siguen dando la vida. Las conocí en la academia y en poco tiempo se han convertido en personas muy importantes para mí.

Olga le tengo que agradecer su paciencia.

Rocío su sinceridad.

Y a Carmen su experiencia.

¡Gracias!

Capítulos de Diarios de una Opositora en Cuarentena

 

 

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *