Noticias

El último mes de preparación: experiencias y consejos

Las oposiciones, por fin, están a la vuelta de la esquina. Con las medidas de seguridad impuestas y las fechas definidas, los aspirantes se enfrentan a un último mes de preparación que siempre es complicado, pero que, tras todo lo que hemos vivido en el último año, se antoja aún más difícil. Más estrés, más nervios, más inseguridad en un momento crítico. No es nuestra intención añadirle más tensión al asunto, sino ayudarte: vamos a recordar experiencias y consejos que te puedan servir de ayuda para afrontar lo que viene con más tranquilidad.

Aprender…a descansar

Empezamos por un básico que no siempre se tiene en cuenta: hay que tener una rutina de estudio estricta,  pero también de descanso. Si tienes el sueño alterado por las largas sesiones de estudio es ahora el momento de que empieces a arreglarlo. Una rutina de sueño que sea compatible con los horarios del examen y te ayude a llegar con energía a la prueba es el primer paso para comenzar a preparar el momento.

Si hacerlo te cuesta, te recomendamos que apuestes por el ejercicio o por las técnicas de relajación. Ambas actividades posibilitarán al organismo volver a la normalidad y adaptarse a los nuevos horarios.

Se termina el estado de alarma: el momento más difícil para decir que no

Hoy, sábado 8 de mayo, termina el estado de alarma en España. No sabemos cómo evolucionará todo esto, pero sí entendemos que los planes de ocio se van a multiplicar. Como opositor en su último mes de preparación quizá te cueste, pero es el momento de decir que no. Tus amigos o pareja deben saberlo; no pierdas energía en explicaciones largas, ¡Seguro que no son necesarias!

Tienes que establecer prioridades y sacrificarte…

…Aunque el ocio sigue siendo necesario

Así es: no es que nos contradigamos, es que, con todo, es importante mantener ciertos planes de ocio, sobre todo cuando faltan pocos días para el examen. Mimarse es necesario después de un proceso tan duro, por supuesto. El equilibrio lo pones tú: es momento de rodearnos de personas con buena energía, que nos motiven y ayuden, y optar por planes que, sin consumirnos la energía, nos ayuden a desconectar.

La vida social-opositora, dialogar con personas que estén en nuestra misma situación, puede ser terapéutico e iluminador. 

Apóyate en la academia

Hace dos años nos lo contaba Clara, una opositora a Francés: «Recuerdo que aquella semana se multiplicaron mis inseguridades; mucha incertidumbre y nervios. Por suerte, los compañeros de la academia y los preparadores consiguieron animarme. Nos acompañábamos entre todos como podíamos».

Esta opositora destacaba la importancia de apoyarse en la academia, en sus preparadores, para afrontar con confianza la última semana de preparación. En su caso, los preparadores le ayudaron a hacer hincapié en los temas que tenía menos dominados; además, aprendió lo útil que puede ser una técnica muy sencilla: terminar el día estudiándose lo que mejor se sabía para irse a la cama con confianza y despertar con ánimo. 

Es interesante, de igual forma, no perder la perspectiva; tal y como nos contaba, por su parte, Rocío, opositora de PT, es habitual que durante el último mes nos invadan sensaciones contrarias; euforia y tristeza; saldrá genial versus me he olvidado de todo. Frente a esto, los preparadores te ayudarán a tener una visión más certera del punto en el que te encuentras. Insistimos: ¡habla con ellos!

La importancia de los esquemas en el último mes

Adecuar nuestra forma de estudio al estado de nerviosismo y estrés propio del último mes es clave. Lo fue también para Rocío, opositora y maestra de la que acabamos de hablar: para ella, que reconocía que uno de sus fuertes era la memoria visual, fue de ayuda la realización de pequeños esquemas. «Yo tengo mucha memoria visual. Por eso, esquemas muy visuales en los que metía alguna palabra clave eran fundamentales. Me los miraba una y otra vez». En cuanto a la programación, Rocío siguió en la misma línea: «En la academia me enseñaron un tipo de esquema para prepararme la exposición; lo imprimí en un A3 y lo observaba continuamente. Esto me ayudó a memorizar y a ir tranquila», explicaba.

En este sentido, quizá te sirva de ayuda recordar las reglas mnemotécnicas más adecuadas para opositores. Seguro que te sacan de un apuro con esa parte del temario que todavía se te resiste.

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *