HistoriasNoticias

Oposiciones | Siete trucos mnemotécnicos para memorizar que realmente funcionan

Muchas veces

Estoy perdido.

Mi memoria

O se apaga o

Resulta

Insuficiente.

Ahora la Aumentaré!”.

En el mundo de las oposiciones, debido a las convocatorias multitudinarias de los últimos años, es habitual que se den casos de aspirantes que vuelven a estudiar tras años sin hacerlo. De esta forma, el abismo de los apuntes puede parecer demasiado profundo para algunos sin una serie de trucos y técnicas que nos ayuden a lidiar con él.

Adquirir un hábito de estudio es complicado. Uno de los factores que realmente favorecen la consecución de una rutina sólida es sentir que utilizamos el tiempo de forma eficaz. En este artículo no sólo te vamos a hablar de reglas mnemotécnicas para estudiar, sino que vamos a profundizar en métodos para memorizar que se adecúan a diferentes personalidades e inteligencias y nos pueden dar un impulso en determinadas partes de nuestra oposición.

¿Qué es la mnemotécnica?

Cuando hablamos de reglas mnemotécnicas hacemos alusión a una serie de trucos que nos ayudarán a relacionar palabras con cuestiones teóricas y a memorizar conceptos con facilidad. Son técnicas que explotan el funcionamiento natural de nuestra mente y la capacidad que tiene el cerebro para asociar mentalmente imágenes con datos u otros contenidos y para prestarle atención a determinados sucesos extraordinarios. Un ejemplo clásico de todo esto es la tradicional técnica para recordar los meses con 31 días utilizando los nudillos.

Palabras clave

Entre la basta cantidad de contenido teórico que encontramos en el temario, independientemente de la oposición que sea la nuestra, emergen una serie de conceptos y vocabulario difícil de asimilar. La mnemotécnica de palabras clave se centra en solucionar esto intentando vincular una palabra que queramos aprender a otra que se parezca fonéticamente en nuestro idioma. Es ideal para aprender palabras complejas del castellano o palabras de otros idiomas. Por ejemplo: smart, inteligente en inglés, puede asociarse a es más. Address, dirección, puede asociarse a Andrés (vínculo sonoro) y posteriormente asociar Andrés, en nuestro imaginario, a la palabra dirección. Las posibilidades son infinitas y, créenos, constituye una técnica muy eficaz.

Acrósticos y acrónimos

Los acrósticos, formas similares a las siglas, tienen un fin más poético o literario. Consiste en utilizar la primera letra de varias frases o palabras, unirlas y dar lugar a un conjunto de palabras. Tal y como vemos en la web mnemotécnicas, esta técnica es tan potente como para ayudarnos a memorizar todos los países de Centroamérica o la tabla periódico de los elementos. ¿Serías capaz de aplicarlo a alguna de las partes de tu oposición? Seguro que sí.

Igual de efectiva y similar es la regla mnemotécnica basada en acrónimos. Ejemplo, para memorizar el orden de clasificación de los seres vivos (Reino, Filum, Clase, Orden, Familia, Género, Especie) podríamos utilizar la frase “Rey Fiero Con Ojos Feos Genera Espanto”.

Método de los LOCI (Lugares)

Otra de las técnicas mnemotécnicas más populares constituye además un truco de lo más antiguo. En este caso vamos a asociar datos e información a determinados lugares. Imaginaremos un camino que hagamos a diario y asociaremos cada punto clave del itinerario con lo que queramos memorizar.  Esto nos será de ayuda para estructurar nuestras exposiciones; podremos memorizar fácilmente una idea general y sus secundarias, cada una con sus propios detalles y siempre evocando lugares de nuestro imaginario.

Palacio de la memoria

Si en el método LOCI hablábamos de los lugares, con la técnica del Palacio de la Memoria vamos a hacer alusión a edificios o casas que conozcamos. Le daremos un significado simbólico a cada habitación de esta y haremos un recorrido por ella. De nuevo, nos resulta ideal para estructurar tu exposición.

Rimas y melodías

¿Te acuerdas de las tablas de multiplicar  o el abecedario y su mítico ritmo asociado? No lo olvides: asociar rimas y melodías a las lecciones puede resultar un éxito, aunque ya no seas un niño y lo que te estés jugando sea tu futuro laboral.

Relatos

Al que esto escribe siempre le ha funcionado muy bien la técnica mnemotécnica de los relatos. Como su nombre indica, hablamos de un truco que sirve para memorizar listados de palabras o lecciones completas. Porque en todas las lecciones hay personajes principales y secundarios. En todas ellas hay un hilo conductor, un principio, y un final: así que, ¿por qué no contar historias sobre leyes y teoremas complejos?

Teorema de Rouche Frobenius trata sobre los sistemas compatibles o incompatibles y sus matrices.

Rouche – Roncha
Frobenius – Frog, rana en inglés
Sistemas – Un cajero automático
Compatibles – Una pareja de enamorados
Incompatibles – Una pareja que se pelea
Matrices – Los personajes de Matrix, con sus gabardinas y gafas de sol

Hay una roncha en la cara de un sapo que está sacando dinero en un cajero automático. En la fila del cajero hay una pareja de enamorados compatibles que se besan. Detrás, dos incompatibles, que cuando están a punto de pelearse, aparecen los agentes de Matrix y les piden que se calmen.

Fuente: Verne

Ilustraciones

Un clásico del que nos habló en su día la ilustradora Jijo Limón es garabatear tus apuntes y asociarlos a determinados monigotes. Jijo es una experta en este truco y ha reconocido que le funciona. No obstante, y esto es aplicable a los siete trucos que hemos citado, tal y como ella nos dijo: “La creatividad puede darte un empujón para destacar del resto. Pero, la base es la perseverancia y el buen estudio.”.

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *