EspecialesHistorias

‘Opoinfluencers’: a por la plaza entre miles de followers y likes

Opositores influencers: Tecnoszubia oposiciones

Opositar es un trabajo silencioso, a veces ‘sucio’. Una labor solitaria, sin remunerar, que no siempre goza del beneplácito o la empatía del círculo cercano del aspirante. En los opositores no tarda en presentarse la inseguridad, el miedo o la ansiedad; emociones propias de una situación de aislamiento que se alarga años y no siempre muestra sus frutos. Nace así la necesidad de evadirse, de encontrar a otros que, como el opositor, estén -aparentemente- en esa situación de reclusión autoimpuesta; surge la necesidad de hallar referentes en los que apoyarse, métodos de estudio que analizar, estilos de vida que admirar -o criticar- y consejos que abrazar.

Como en otros ámbitos, el resultado ‘digital’ de todo esto es que está apareciendo una variante del influencer relacionada con las oposiciones. No es nada nuevo: las cuentas de opositores con miles de seguidores llevan años entre nosotros. Pero sí es algo cada vez más notorio. De hecho, podemos decir que abundan: si introducimos ‘opo’ en el buscador de Instagram se abre ante nosotros un submundo de decenas de cuentas en las que predominan fotos de apuntes, subrayadores de colores imposibles o frases de motivación que buscan apelar al lado sensible del opositor. Suelen ser cuentas de opositores que, en su origen, buscan, como buscaría un opositor cualquiera, eliminar la sensación de soledad; lo hacen documentando el proceso que están viviendo. El éxito de esto se cuantifica, como siempre en estos casos, con likes y followers; ¿simple combustible para su ego o un impulso real de cara a la oposición?

Hemos hablado con seis de ellos y esto es lo que nos han contado…

La retórica del opositor: @Blog_opositor_x

Las mieles que premian a este tipo de influencers pueden quedar reducidas a regalos por parte de empresas de papelería -que luego éstos sortean-. Pero también pueden ser más complejas; por ejemplo, la inspiración necesaria -fruto del nacimiento de una comunidad- de ideas de proyectos. De esto último nos habla el usuario de Instagram @blog_opositor_x, antiguo opositor de Agente de Hacienda y Técnico de Hacienda -aprobó sendas oposiciones hace unos meses- que ahora hace girar su perfil en esta red social en torno a «textos y frases que me ayudaron en su momento, como opositor, a salir adelante», explica.

Opositores influencers

 

A día de hoy, una vez ha aprobado sus oposiciones, reconoce pensar en «publicar una recopilación de textos más extensa». Con miles de likes, estos textos constituyen, según nos cuenta, «una forma de expresión que ha conectado con la gente por su realismo».

Tal y como atestiguan sus 13.800 seguidores, los mensajes de este opositor deben calar hondo; es el triunfo de una retórica motivadora que se asocia con el contexto de unas oposiciones, pero bien podría conformar el discurso prepartido de un entrenador deportivo.

Diario de una opositora: @ddunaopositora

Con 28 años, Laura – @ddunaopositora- tiene 17.500 seguidores en Instagram y lleva dos años y medio opositando para «la carrera judicial». Su perfil nació de la forma más simple;  «subiendo una foto de su escritorio», reconoce. A esto hay que sumarle que vio a «una comunidad enorme de opositores que compartían su día a día», lo que le inspiró a compartir contenido frecuentemente. Ahora, su perfil, uno de los más grandes de España, acoge los patrones clásicos del Opoinfluencer: fotos de apuntes, agendas, motivaciones y técnicas de estudio.

Influencers opositores: diario de una opositora

La constancia en sus publicaciones y el orden y claridad que transmiten sus apuntes son dos elementos diferenciales de un perfil cuya creadora reconoce no saber por qué ha conectado con tantas personas. «¡Si yo sólo comparto mis cosas!», bromea Laura, que reconoce, a su vez, que «no me lo quiero tomar como una obligación, sino como una forma de desahogo«.

Esta conexión con tanta gente le ha ayudado a ver el camino con mayor perspectiva; conocer a gente «genial» y «sentirse menos sola» en un proceso que le está enseñando «a ser organizada y a valorar el tiempo que paso con mi familia y amigos».

Creatividad y humor en las oposiciones; @opo.sitina

Amina, la opositora a maestra de Educación Primaria que se esconde tras @opo.sitina, parece, a simple vista, inspirarse en opositoras y viñetistas como Jijo Limón. Tras cuatro convocatorias -las tres primeras presentándose a Educación Física-, nacía su perfil de IG como «una forma de reflejar todo lo que le sucede con las oposiciones, pero con humor». «Siempre me han gustado las viñetas y los memes -continúa- y se me ocurrió crear a este personaje».

Esta creatividad implícita en sus viñetas no sólo le ha servido para edificar una comunidad de 7.000 seguidores; también, subraya, es una «forma de compartir, dar y recibir apoyo», algo que considera «fundamental» durante las oposiciones.  Circunstancias importantes en un proceso que «empiezas pero no sabes cuando va a terminar», esgrime. «La actitud es la base de una oposición, porque cuando te quedas sin plaza intento tras intento, seguir luchando por ella es todo cuestión de la actitud de cada uno. La oposición no la ‘ganan’ los superdotados, la gana la gente que sigue sin dejar de luchar», finaliza.

Opositores influencers: @opo.sitina

Al preguntarle sobre el sistema actual de oposiciones a Educación, Amina se muestra crítica: «¿Cómo es posible que gente que saca mejor nota en el examen se queda sin plaza? Pues es una injusticia muy grande, porque es un sistema donde la fase de concurso cuenta mucho. A esto le sumamos que no hay temarios cerrados, que cada tribunal hace sus propios exámenes, que los criterios de corrección muchas veces no son muy claros, y que reclamar es casi imposible… Queda mucho que hacer para mejorar el sistema», opina.

La naturalidad de ‘Plumita’; @plumita.verde

Con 27 años, opositando desde 2015, esta aspirante a docente por la especialidad de Primaria que se hace llamar ‘Plumita’ lleva, a su vez, el perfil y blog ‘Opo Pluma Verde’. En su caso, volvemos a las fotos de escritorios, a las tipografías supercuidadas y a una envidiable organización. Y un detalle nos llama la atención: su pasión por las plumas estilográficas. «Tengo una lesión en el brazo -detalla- que me obliga a usar bolis que se deslicen muy bien  y hasta hace poco estudiaba exclusivamente con pluma. En su momento, hubo mucha gente que llegaba al perfil para pedirme consejo para su mantenimiento».

 

Una curiosidad de una opositora que ha llegado a sus cifras (más de 10.000 seguidores), siendo natural. Eso, al menos, le contestaron sus seguidores cuando, a raíz de esta entrevista, preguntó por ‘Stories’ qué tres rasgos destacaban de su perfil: «Actualmente no estoy pasando mi mejor momento con las oposiciones: me agobio, me desmotivo y lo cuento. Creo que un fallo que tenemos las cuentas de opositores es pintarlo todo de color de rosa. Pero en mi caso lo cuento todo: lo bueno y lo malo. Esto puede ser uno de mis elementos diferenciales», aclara.

Las oposiciones de magisterio, desde dentro: @opo.maestra

Laura, de 27 años y opositora para maestra de Educación Primaria en Galicia, cumple en 2019 un lustro opositando. Su inspiración para la creación de @opo.maestra fue, de nuevo, verse reflejada en otras cuentas de oposiciones. Narra que éstas le daban fuerzas y energía para seguir luchando, escuchaba sus consejos y le ayudaban para dar su mejor versión. Así que se lanzó a este particular ruedo.

Tras la posterior creación de su perfil y de la «#opofamily»-así la describe– que surgió en torno a él, Laura ha visto que no está sola: «en Instagram, tenemos una gran familia y nos ayudamos unos a otros; he conocido a gente maravillosa a través de las redes». Por tanto, ahora, además de subir fotos de apuntes y cafés, contesta a numerosos opositores por mensaje directo cuando le piden consejo: «Siempre les contesto mismo. Lo primero de todo: márcate una rutina de estudio, ponte objetivos reales que puedas conseguir semanalmente y tómate un día para ti y momentos durante el día para desconectar, para estar con los tuyos. Lo más importante en el camino es buscar momentos de desconexión y respirar. Si nuestra cabeza está en paz, rendiremos mucho más».

El blog de Patricia Israel

Hace tres años nacía el blog de Patricia Israel. Esta opositora a Tramitación Procesal y Administrativa concibe su perfil en IG y su blog de forma diferente al resto. En primer lugar, porque no sólo comparte su día a día, sino que se dedica a informar. «Comparto todas las novedades sobre las oposiciones de Justicia: desde plazas, convocatorias, bolsas de interinos…una información que procuro que sea siempre oficial y veraz«.

Opositores influencers: el blog de Patricia Isral

Esta suerte de medio de comunicación focalizado en una sóla persona y centrado en una especialidad concreta que Patricia Israel ha creado, cuenta ya con 11.000 seguidores. Followers que, no en vano, le han enviado «mensajes y comentarios para contar experiencias, algo que me resulta muy motivador», recuerda. Es un ejemplo de todo lo que le ha ayudado su blog durante el proceso. El resto lo ha puesto ella gracias a los tres adjetivos que, cree, le caracterizan como opositora: «constante, perseverante y trabajadora».

 

 

 

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *