Noticias

El Faro, Etapa 2 | Recuperar la motivación

Continuamos el viaje por esta Etapa 2, la de la realidad o la reflexión, intentando dar respuesta a algunas de las emociones que os pueden surgir en estas fechas. Como contábamos hace una semana,  cuando el opositor se enfrenta a la realidad, una vez que es consciente de la dificultad del proceso de opositar, pueden surgir dudas y emociones como la desmotivación. Te contamos cómo puedes combatirla: hay algunas estrategias que nos permitirán regresar a la senda de la ilusión. 

Recuerda por qué te decidiste a opositar

Ya sea por vocación o por motivos puramente laborales, es importante que si te encuentras en momentos bajos de motivación, evoques qué te hizo opositar. Recuerda por qué te embarcaste en esta aventura: estamos seguros de que son motivos lo suficientemente importantes como para que vuelvan a coger peso. ¿Qué tal si los escribes en un papel o un post-it y te los pones cerca para tenerlos siempre presentes?

¿Visualización creativa para tus oposiciones?

Imagínate a ti mism@ en unos años: con la plaza y un futuro laboral sólido en la profesión que amas. Hazlo a propósito: cierra a los ojos y recrea la situación. Un día siendo maestr@ en un cole público, Administrativo o Policía. La visualización creativa es esto: una técnica cognitiva que, mediante el uso de la imaginación en la que proyectamos nuestras metas, puede aumentar nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos.

No hay aquí nada místico sino la capacidad humana de la imaginación para modificar nuestros pensamientos de forma positiva. Y aunque no alcanzaremos nuestros sueños solo con imaginarlos, si podremos motivarnos de nuevo y autoregalarnos un impulso que nos vendrá muy bien. Y, de paso, meditaremos, que nunca viene mal.

Reconoce tus logros

En estos meses (o años de preparación) habrás alcanzado ciertas metas. Permítete disfrutar de estos hitos, valora lo que has aprendido y avanzado. Las oposiciones no son un proceso fácil y tú no te has estancado: más o menos rápido, avanzas. Creemos que es momento de que pienses en ello y te agradezcas, a ti mism@, la constancia y perseverancia que estás teniendo.

Ponte pequeñas metas…

¡Qué bien sienta tachar objetivos! Por eso te recomendamos que te fijes pequeñas metas durante tus sesiones de estudio; objetivos sencillos que sepas que vas a superar. semanales o diarios. ¿He cumplido un tiempo determinado estudiando? ¡Conseguido! ¿Me he sentado a estudiar en el horario que tenía en mente? ¡Hecho! ¿He acudido a la clase semanal de Tecnoszubia y he solucionado con mi preparador y compañeros mis dudas? ¡Listo! Apunta todo lo que consigas y date el gusto de tacharlo; es un ritual liberador que nos ayudará, en parte, a recuperar la motivación y la autoestima.

…Y no olvides de recompensarte

Y cuando alcances determinados hitos, date un capricho más: una vuelta con tus amigos, un paseo con tu pareja, una cena…lo que te estimule. Las recompensas, está demostrado, refuerzan nuestra motivación y nos hacen ser conscientes de que el objetivo, poco a poco, está más cerca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.