Historias

El Faro, Etapa 2 | Afrontar la realidad y gestionar la culpabilidad

En la primera etapa de ‘El Faro’, una serie de publicaciones centrada en documentar el camino emocional del aspirante durante sus oposiciones, abordamos, junto con nuestros alumnos, cómo aprovechar el impulso de la ilusión de los primeros meses de preparación. En nuestro perfil de Instagram puedes encontrar publicaciones sobre el Efecto Pigmalión o cómo los aspirantes de Tecnoszubia encaraban los primeros meses. 


Pasado el impulso de los primeros meses, propio de la ilusión inicial, llegamos a la segunda etapa, la de la reflexión y la realidad. Aquí, el opositor se suele enfrentar a sus propias dudas, a sus miedos y, en ocasiones, sentirse pequeño ante la magnitud del proceso. De entre todas las emociones que pueden surgir en esta etapa, en esta ocasión queremos destacar la sensación de culpabilidad.

Las oposiciones y la culpa

En estos meses, tras evaluar la materia y conocer el desempeño de tus compañeros, puede que te hayas hecho una idea del tiempo real que te va a llevar la preparación de tus oposiciones. Y, por tanto, serás más consciente de la dificultad y de tus limitaciones; de tiempo, de atención a otras tareas o simplemente limitaciones relacionadas con tus hábitos de estudio. Limitaciones que pueden ser el germen de un sentimiento de culpa: culpa por no poder abordar las oposiciones como te gustaría, por no atender a la familia lo suficiente o por dejar de lado la vida social.

Entrenar la aceptación y comprensión para liberarse

Tanto si tu miedo es decepcionar a tu familia o amigos por no prestarle más atención, como si es no sacar la plaza a la primera o en el tiempo que has programado, queremos subrayar lo importante de entrenar tu aceptación y comprensión. La perfección es una meta imposible y nosotros no somos culpables de las expectativas que se han creado los demás.

Para comenzar, es importante que te pongas objetivos de trabajo realistas en colaboración con tu preparador: no intentes echarte encima más de lo que puedes porque eso generará culpa y te atará absurdamente al escritorio. Por eso, el plan de estudio es tan importante. 

✅Cumplir objetivos realistas alejará la culpa y traerá felicidad✅.

Gestionar el sentimiento de culpa con tres tips

En este episodio del famoso podcast ‘Entiende tu mente’, organizado por tres psicólogos de prestigio y del que ya te hemos hablado alguna vez por su utilidad a la hora de comprender nuestras emociones, se describen una serie de métodos para enfrentarse al sentimiento de culpa que tú, como opositor, te puedes aplicar. Te lo dejamos adjunto y te las resumimos a continuación:

  • Cambiar culpa por responsabilidad. identifica lo que ha pasado y qué tipo de ‘defecto’. ¿Dejadez, incapacidad, mala suerte? Y, una vez aquí, libérate de ese sentimiento destructivo y relativiza el conflicto. Me he equivocado; ¿qué puedo hacer para solucionarlo? ¿Cómo me puedo perdonar?
  • La culpa conlleva parálisis: hazte amigo de tus errores. La única forma de buscar soluciones distintas es equivocarse y asumirlo. Si hay algo con lo que no estás content@, los psicólogos nos aconsejan que abracemos el error. Las oposiciones, ya sabes, son una carrera de fondo, irregular, con momentos buenos y malos. Abraza los momentos malos porque son los que te van a enseñar; abrazar nuestros errores y no castigarnos por ellos nos permitirá aprender.
  • Del ‘soy un desastre’ a ‘no he acertado del todo’. Trátate con compasión. Todo es relativo y todo pasa; flexibiliza tu postura. El sentimiento de culpa es muy típico en personas perfeccionistas y rígidas. ¡No seas melodramático!
¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *