Noticias

Celebrar el éxito y superar la derrota: la importancia de no bajar los brazos en unas oposiciones

Hoy se han publicado las notas de la segunda prueba de las oposiciones de maestros en Andalucía. Ya sabemos que muchos de vosotros tenéis plaza y estamos deseando que nos contéis cómo os sentís; ¡desde aquí os mandamos nuestra más sincera enhorabuena! También somos conscientes de que otros no habéis obtenido los resultados esperados. Como sabéis, tenéis nuestro apoyo y nuestro asesoramiento para que en la próxima convocatoria todo salga mejor. No en vano, debemos recordar que esto es opositar: un proceso que se puede alargar en el tiempo y que, correctamente planteado, no contempla el verbo fracasar, sino el de aprender.

El mejor momento para rodearnos de los nuestros

Tanto si el resultado ha sido bueno como si no lo ha sido tanto, nuestros alumnos siempre nos cuentan cómo de edificante es el encuentro con los suyos; ya sea para agradecer y celebrar o para dejarse abrazar por nuestros amigos, familia y pareja. Es el momento de salir de dentro de nosotros mismos y dejar de lado por unos días, haya sido el que haya sido el resultado, las oposiciones. 

Aprender, en lugar de lamentarse

Si bien ahora es momento de descansar, pasados unos días o unas semanas, es momento de hablar con tu preparador. Debemos encontrar qué ha fallado para poder encarar la próxima convocatoria con más garantías. Cada aspirante puede no sacar la plaza o suspender por motivos completamente diferentes, por lo que el seguimiento de tu preparador se antoja clave. No te castigues, pero indaga: ¿Cuáles han sido las dificultades en tu proceso y cómo puedes solucionarlas? No te quedes con nada dentro y habla con nosotros: vamos a convertir el error en oportunidad. 

Si el resultado no ha sido bueno, ¿cómo perdonarnos?

María José Ruano, alumna de Tecnoszubia, consigue su plaza después de varias convocatorias:

«A la que empezó hace tanto tiempo le diría por fin; y, ¿has visto como al final podías? ¡Menos mal que no lo dejaste! Al final si llega, aunque creamos que no»

A veces, tendemos a idealizar el proceso de opositar o a sobrevalorar nuestras propias capacidades. En las oposiciones, bien lo sabes, hay muchos aspectos que se escapan de nuestra mano: nuestra entereza, nuestro ego, debe dejar de depender de la plaza. No hay que victimizarse, pero tampoco culparnos. ¡La mayoría de aspirantes necesitan varias convocatorias para conseguir sus objetivos!

Descansar y relativizar

Hace una semana te hacíamos una serie de propuestas para reforzar la motivación durante el verano y llegar a septiembre con más ganas que nunca. Pero no es lo único que puede hacer: ¿qué tal si reorganizas el espacio de estudio para que la nueva etapa sea, realmente, una nueva etapa? Aquí te damos algunos consejos para ello. ¿Y si pones en práctica algunas de las técnicas de relajación que aquí proponíamos para, posteriormente, poder relativizar el resultado?

Ilusión por las próximas convocatorias

«Durante los años 2023 y 2024 convivirán tres tipos de procedimientos selectivos, entre los cuales se distribuirían 10.755 plazas , de las que el 54% se convocarán por procedimientos de estabilización». Aquí tienes más información sobre los tres procedimientos selectivos. 

Vivimos tiempos en los que opositar se ha convertido en una de las opciones más demandadas para alcanzar un futuro de estabilidad y seguridad. Esto no va a cambiar por el hecho de que no hayas conseguido plaza, al contrario: las próximas convocatorias se antojan gigantes, en lo que a plazas se refiere. Y una de estas plazas, si esta vez no ha podido ser, seguro que va a ser para ti. ¡Ánimo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.