EntrevistasHistorias

Así celebran nuestros alumnos su plaza: «Todavía no nos lo creemos, estamos en una nube»

180.000 aspirantes se han presentado en las últimas semanas, según el sindicato ANPE, a las convocatorias de las oposiciones de maestros que han tenido lugar por toda España. Luchaban por más de 30.000 plazas; plazas que desde esta semana ya tienen dueño. Y ya lo podemos decir: entre estos flamantes nuevos funcionarios hay multitud de alumnos de Tecnoszubia. Los resultados para los nuestros, a falta de pulir estadísticas -que publicaremos próximamente- han sido, otro año más, notables.

Cada plaza conseguida, cada aspirante que ha materializado su sueño, tiene una historia detrás que vamos a contar durante las próximas semanas. En esta ocasión, a modo de avance, hemos hablado con tres alumnos con unos resultados extraordinarios. Ellos se encuentran celebrando su plaza; están en la playa, con la familia o de fiesta. Algunos no pueden ni hablar, a otros se les nota todavía la euforia en el tono de voz. Pero todos coinciden: su vida ha dado un vuelco tan grande que «aún no se lo creen».

Claudia: «Estuve a punto de dejar mi especialidad, Infantil»

Claudia contesta a nuestra llamada desde la playa. Con un tono de voz enérgico, eufórico, consigue sobreponerse al sonido de fondo típico del viento de la costa. En otras circunstancias la llamada hubiese sido ininteligible, pero a ella se le entiende a la perfección: «¡Aún ni me lo creo!», exclama, para empezar.

Su historia conforma un relato in extremis: Claudia tenía decidido que este sería el último año en el que intentaría sacar una plaza en la especialidad de Infantil.

Tras tres convocatorias (En Andaucía 2015, Castilla-La Mancha 2016 y Madrid 2017), llegó a asumir que Infantil suponía un reto muy complicado.  Quizás demasiado. «Tenía en mente que Infantil era inalcanzable; he estado a punto de abandonar esta especialidad. Estaba muy informada de ratios, convocatorias…y pensaba que el próximo año me tendría que ir a PT, AL…lo concebía como mi última oportunidad».

La plaza, de esta forma, ha supuesto una sorpresa para Claudia: «No me lo esperaba, pero cuando fueron saliendo las notas, el número de interinos por tribunal…comencé a creérmelo». Y tanto se creyó su sueño que ya es tangible. Y lo agradece acordándose de su madre -«Más que en mí, ahora pienso en la alegría que le he dado», confiesa»-, pero no se olvida de Gabriel, su preparador. «Es el mejor. Me ha abierto mucho los ojos con respecto al tema de los méritos. No hay que olvidar que la oposición es un concurso. Hay que estar siempre reciclándose, estar al día, no parar de formarse. Cuando opositamos no debemos dejar de lado todo lo demás. Eso y mucho más lo he aprendido gracias a él».

Claudia despide la llamada con un consejo para los aspirantes que no han conseguido plaza: «Les diría que la suerte es crucial. Las características del tribunal,  el día del examen…cosas que no están en nuestra mano determinan el resultado. Mi consejo es que nunca abandonen su sueño, pero que tampoco dejen de vivir, de hacer otras cosas diferentes. Dejar de salir, irritarse…¡no se gana nada con ello! Una oposición no te define como docente, no merece la pena amargarse la vida. Cuando no llega es porque no es el momento, y cuando te toca es porque era nuestra desde el minuto cero», concluye.

Manuel: «Llevo toda la vida preparándome para esto»

Manuel se presentaba por primera vez a la especialidad de Francés. Una situación que no ha sido obstáculo para arrasar en su convocatoria y sacar unos resultados brutales: es el puesto número 29 de Andalucía.

Es el premio a la constancia de alguien que siempre lo tuvo claro. «Llevo desde los 18 años formándome. Las oposiciones no son solo el tiempo de preparación, sino la carrera, los cursos, másteres…cuando supe los resultados me vino el sentimiento de satisfacción derivado de toda una vida preparándome para llegar aquí. Se lo comuniqué a mi familia y los recuerdo gritando, todos muy contentos», detalla.

Y no se olvida de sus preparadores, Juana y Manolo. Reconoce que con ellos tuvo un «amor a primera vista».

«Empecé a prepararme en diciembre. Me informé, me hablaron de Tecnoszubia y me decidí por ella. Fui a la primera clase a probar, a ver qué impresión me causarían los preparadores. Y observé una organización muy buena; Juana y Manolo me transmitieron confianza desde el primer día. Si tuviera que destacar algo de todo, sería el aspecto humano».

Cristina: «Estoy deseando empezar en el cole»

Cristina reconoce que la noche anterior estuvo celebrando su plaza. Y su voz acredita que todavía no se ha recuperado de esa merecidísima fiesta.

Es la primera vez que se presenta a las oposiciones de maestros por Inglés. Y ya lo ha conseguido. El momento de saber que tenía plaza como maestra de Inglés fue inesperado: «Teniendo en cuenta los méritos de los demás y ese tipo de cosas, sabía que era muy difícil, así que ha sido una satisfacción muy grande». «Iba muy bien preparada -continúa-, y mis preparadores se han portado genial, eso me daba seguridad», relata.

Ha sacado un 7,22 en el cómputo global y ya está deseando «empezar el cole». No extendemos más la conversación; la dejamos descansar.

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Un comentario en “Así celebran nuestros alumnos su plaza: «Todavía no nos lo creemos, estamos en una nube»

  1. Mi más sincera enhorabuena a los que lo han conseguido!! y a los que no ( como es mi caso ) no desistamos compañeros, cada uno tenemos nuestro momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *