Entrevistas

«El día que supe que la plaza era mía» (VIII) | La decisión de Juan Orozco

Sin paliativos: Juan Orozco hizo tambalear los cimientos de su vida cuando, hace un año, salió la convocatoria de las oposiciones de maestros. Fue en septiembre: «Decidí preparármelas en un momento de mi vida especial. He trabajado en varios sitios, trabajos de verano muy cansados. Pero mi sueño fue siempre ser maestro de Educación Física. Cuando vi que salieron supe que era mi momento. Dejé el trabajo en septiembre y me apunté», subraya para Aspirantes.

La decisión, arriesgada y no siempre recomendable, tuvo sus frutos: era la primera vez que se presentaba a las oposiciones de maestros de Educación Física y ha sacado un 9,18. «Sé que no ha sido casualidad, sino por haber recibido muy buenas directrices: pese a todo, cuando lo vi no me lo creía, fue superespecial», afirma, ya con su plaza.

«Una metodología muy visual»

Argumenta Juan que la metodología utilizada en Tecnoszubia, a él, por sus características, le vino especialmente bien: «A nivel de materiales y recursos, me ha venido muy bien, es una metodología de estudio muy visual, siempre recuerdas con qué empiezas cada folio; para mí, que tengo memoria fotográfica, me resultó mucho más sencillo».

Más allá, Juan reconoce haber tenido una relación «excepcional» con su preparador, Gabriel. «Se sabe todos los trucos: cómo mejorar los temas, aumentar los puntos de cara al examen…». Un manejo de la situación, el de su preparador, que consiguió que Juan terminase por dominar el único punto flojo que llevaba, la Unidad Didáctica. «Estuve dándole vueltas a una Unidad Didáctica hasta que se me ocurrió relacionarla con un tema en concreto. Me quedo muy bien, así que cuando vi en el examen la bola que cayó, supe que la plaza sería mía».

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *