Noticias

«Las historias tras ‘Invencibles’ (XIII) | Asunción Morales: «En el pueblo, dentro de mi grupo de amigas, era la pionera: siempre me gustó la informática»

Asunción se preparó online las oposiciones de Sistemas y Aplicaciones Informáticas y así consiguió su plaza, aislada en casa durante las clases «para sentirse igual que si estuviera en el aula».

Su historia es la de un sueño y una vocación: la de la enseñanza y la informática. «Desde muy pequeña me ha gustado el tema de la enseñanza; es algo vocacional. En el pueblo, dentro de mi grupo de amigas, era la pionera, la única que tenía y sabía manejar el ordenador. Siempre me gustó la informática. Desde pequeña le enseñaba a mis amigas cómo se usaba el Word, me entretenía metiéndole virus al ordenador de mi padre (bromea) y además me gustaba compartir lo que yo sabía con los demás».

La ayuda de David y Paco, sus prepadores

Así, el objetivo para Asunción estaba claro. Cómo conseguirlo era otra cosa. La luz que la alumbró, finalmente, fue la del faro de Tecnoszubia; concretamente, la luz que arrojaron sus preparadores, David y Paco. » Ha habido momentos en los que no sabes si lo estás haciendo bien; afortunadamente, a mis preparadores, cuando me venía abajo, les mandaba un mail y ellos sabían darme ánimos. David, que es magnífico, un preparador maravilloso, y Paco, que a nivel técnico es genial. Ambos se complementan muy bien. Si les haces caso desde el minuto uno llegas a buen puerto«, reconoce.

La plaza es el último punto de un trayecto que, en su caso, empezó hace 15 años, la primera vez que se presentó. Mucho ha cambiado dentro de ella desde entonces. «Hace 15 años atrás, la primera vez que me planteé las oposiciones, no estaba lo suficiente madura para tener dicha plaza. A mi ‘yo’ de aquellos años le diría que piense más en mí. Trabajaba en el proyecto Guadalinfo, algo que me encantaba y me dedicaba en cuerpo y alma, así que pensaba más en esto que en mi plaza».

Y una vez puesto el foco en la plaza, Asunción explica que es importante ser paciente y entender que una oposición se puede alargar en el tiempo:  «El objetivo no se consigue en un año o dos. Hay que intentarlo con gente que te apoye y que te ayude. Tener una dinámica de clase todos los sábados me ayudaba a motivarme para estudiar. No solo eso, sino los consejos que te van dando de los temas que debes estudiar o que los que debes llevar estudiados según la fecha eran aspectos fundamentales».

 

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *