Noticias

Las historias tras ‘Invencibles’ (V) | Silvia Molino: «Uno de los puntos fuertes de Tecnoszubia es el trato humano»

¿Cómo es una aspirante que ha sacado un 10 en el tema, un 8,9 en el práctico y ha conseguido plaza en un año? Pues «un poco alemana«, como se define a sí misma Silvia Molino: una persona organizada, con mucha disciplina y que aprendió pronto a dejarse guiar por sus tres preparadores de Tecnoszubia en la especialidad de Inglés. Con la plaza recién conseguida pudimos hablar con ella y nos contó todo: las capacidades que cree que le han ayudado a conseguir sus objetivos, pero también las barreras mentales que ha tenido que superar.

«Fue un shock»

«Para mi ha sido un shock, saqué un 10 en el tema y un 8,9 en el práctico; fue un subidón; no me lo creía, pero es real, así que a celebrarlo con mi familia». Las primeras palabras de Silvia nos dejan ver lo importante que es para ella lo que ha conseguido. «Llevaba mucho tiempo viviendo y trabajando en Madrid. Cuando tuve mi hija, decidimos volver a Granada. Mandé mi currículum a muchos colegios concertados de Granada, pero no me llamaron. En julio del año pasado me senté con mi familia y les dije que igual ese era el año perfecto para dedicarme de lleno a la oposición».

Desde ese momento, Silvia tenía un año para conseguir sus objetivos. Todavía en una fase crítica de la pandemia, se enfrentó no sólo a unos plazos muy limitados, sino a circunstancias que le complicaron el proceso. «Ha habido muchos momentos difíciles, de familiares que enferman y vives la tensión; mi marido se contagió y contagió a mi hija pequeña…fueron 15 días que supusieron una reorganización para mí, que soy muy ‘alemana’, muy organizada. No sabía si me iba a contagiar, si iba a perder otros 15 días».

Ni ella, por suerte, se contagió, ni su preparación, gracias a su trabajo y al de sus preparadores, se resintió. «Uno de los puntos fuertes de Tecnoszubia es el trato humano. Yo iba presencialmente siempre que podía, y ese cómo estás de los preparadores, ese te veo flojilla, qué te pasa…era una de las claves para seguir. Uno de los puntos fuertes de estar en la academia: que te reconfortan y te guían; que te dicen si vas por el buen camino».

«Confía en ti»

Reconoce Silvia que, a veces, la inseguridad le ha hecho venirse abajo. Pero también nos cuenta, taxativa, que la vida le ha mostrado una y otra vez que es capaz. «A Silvia de julio de 2020 le diría que sí, que ese era el momento de opositar. Y que confiara en ella», reconoce. «La vida me ha ido mostrando que cada cosa que me he propuesto la he ido consiguiendo. Este nuevo logro reafirma que puedo hacer más de lo que creo. Algo que he aprendido durante el proceso de oposición es que el esfuerzo es lo que al final da resultados«.

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *