Historias

La importancia de diferenciarte como docente: «En Tecnoszubia no eres un número: conocen tus circunstancias y las aprovechan para que destaques»

En medio de las entrevistas que estamos realizando a los nuevos maestros y profesores con plaza que durante el último curso se han preparado en Tecnoszubiaalgunas de ellas ya se han publicado en IDEAL-, nos ha llamado la atención cómo muchos de estos nuevos funcionarios destacan cómo la academia les cambió la mentalidad sobre lo que, en esencia, son unas oposiciones.

Más que memorizar: comunicar y diferenciarte

Tamara Espejo, opositora de la especialidad de Educación Física, lo explica: «Pronto te das cuenta de que estás donde tienes que estar: te enseñan a diferenciarte como opositor, a aprender a transmitir el tipo de docente que eres». Esto conlleva un giro de 180º en la mentalidad del opositor, que suele llegar a nuestras aulas con la idea de que unas oposiciones consisten en memorizar leyes y aprenderse de carrerilla un temario. Quizá es así en la carrera, pero en un proceso de este tipo, no.

A ser original y a tener en cuenta tus aptitudes para potenciarlas, incluso las negativas, es algo que también enseña un centro de estudios como Tecnoszubia. «Ellos me han dado confianza, seguridad; un apoyo necesario. Hablamos de preparadores que están cualificados minuciosamente. Tienen un compromiso grande: siempre están pendientes de ti. A veces, te preguntas, ¿cuándo duermen?», argumenta Tamara.

«Me ayudaron a aprender a expresarme para enfrentarme al tribunal»

Para que el docente aprenda a transmitir sus virtudes, el trabajo de los preparadores, más allá de lo teórico, también se acerca a campos como el de la comunicación verbal y no verbal. Un buen ejemplo para comprender esto es el de Victoria Vila, nueva maestra con plaza por la especialidad de Primaria, que reconoce que llegó a las aulas de Tecnoszubia «un poco perdida». «Era tímida; aquí me han dado alas, me ayudaron a aprender a expresarme para enfrentarme al tribunal».

«La caligrafía de algunos no era tan buena: ¡encontraron un boli que se adecuaba mejor a nuestra mano»

Un tercer ejemplo para entender cómo una academia de oposiciones como Tecnoszubia va más allá de la preparación formal para que el alumno pueda diferenciarse del resto; nos lo cuenta Cristina Cano, con plaza en la especialidad de Educación Musical. “En Tecnoszubia no eres un número más: conocen tus circunstancias y las
utilizan a tu favor. Saben tus circunstancias negativas y positivas e intentan que las aproveches; por ejemplo, la caligrafía es crucial en unas oposiciones de este tipo y a  varias personas nos pasaba que no teníamos la letra tan perfecta como otros compañeros y los preparadores nos dejaron varios bolis, varias minas, hasta que dimos con el adecuado para nuestra mano”.

En Tecnoszubia, dentro de cada especialidad, encuentras a un preparador enfocado en cada una de las partes del examen: Unidades, Exposición o Temario. Sólo así, con esta atención al detalle, es posible formar a docentes únicos: que van más allá de lo teórico y brillan con luz propia. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.