HistoriasNoticias

El hito de Tecnoszubia en Navarra: 2 de las 5 plazas disponibles de Procesos Sanitarios han sido para nuestros alumnos

¡Todavía hay gente que se sorprende cuando se entera de que Tecnoszubia es una academia referente no solo en su comunidad, Andalucía, sino también en toda España! Cada año, con cada convocatoria, opositores de todo el país que se han preparado en el centro consiguen su plaza. A veces, dando lugar a estadísticas tan llamativas como la que hoy destacamos: de las 5 plazas que salieron para la especialidad de Procesos Sanitarios en Navarra, 2 han sido para los nuestros.

No han sido las únicas plazas que, durante el último curso, han conseguido nuestros alumnos más allá de Andalucía: por ahora, conocemos que 2 plazas de Dibujo en Galicia también han sido para nuestros aspirantes.  Asimismo, contamos con una plaza de Procesos de Gestión Administrativa en Castilla-La Mancha. Pronto te contamos más, cuando vayamos conociendo los resultados.

Una de estas nuevas docentes con plaza, Alejandra Ojer, nos ha contado cómo ha ido su proceso: con un año de preparación online ha sido suficiente para conseguir una plaza que le asegura estabilidad y dedicarse a la docencia.

«Es importante tener una fecha límite, un fin»

No era un escenario fácil al que se enfrentaba Ojer en su primera convocatoria: sólo había 8 plazas en su especialidad, la de Procesos Sanitarios, en Navarra. Además, nos cuenta, «No tenía mucho baremo». Hace unas semanas, con las notas, todo dio un vuelco: «El momento de enterarme de la plaza fue…se me ponen los pelos de punta. Me pilló comiendo con compañeros, había gente que no quería verlas con todo el mundo delante, algunos se fueron, así que no estuvimos todos. Yo me quedé, pensé: ‘la gente se va a enterar igualmente’. Cuando mis compañeros me ayudaron a hacer la media y vi que podía aprobar…llamé a mi madre; no he sentido esto en la vida. Todo el esfuerzo que he hecho durante tanto tiempo ha merecido la pena; no es siempre es así, no siempre sale bien».

Explica que, pese a haberse preparado en un año, no se lo ha podido tomar más en serio: «Me he preparado durante un año; eso sí, muchísimo. Todos los días, compaginándolo con el trabajo. La oposición siempre tenía sus horas; sábados, domingos incluidos. Ha sido un curso muy intenso». Más allá de la disciplina y la intensidad, han sido claves sus compañeros de trabajo: «Lo que más me ha ayudado han sido mis compañeros de mi centro de trabajo; todos me decían que podía, que una plaza iba a ser mía. Empecé en septiembre muy bien, pero luego caí en picado en febrero o marzo, fueron mis peores meses; pero siempre tenía un fin; esto acabará algún día, pensaba. Creer que no llega nunca y no saber cuando va a acabar debe ser muy duro. Pero yo sabía que un día iba a ser el examen y todo terminaba. Tenía un calendario en el que iba tachando días y temas y decía: uno menos.».

Alejandra llega a la oposición tras detectar que en su anterior ámbito, la Farmacia, no estaba su sitio.  «Yo soy farmacéutica; decido que tengo que opositar tras presentarme al FIR. Allí no veía mi salida, no encontraba mi lugar. Hice el máster de profesorado, empecé ese curso, vi que salían oposiciones en Navarra y a por ellas; quería estabilidad y ser docente. Siempre me ha gustado estudiar y pensé que estas eran mis oposiciones».

El papel de Tecnoszubia

 

¿Cómo se decanta alguien de Navarra por Tecnoszubia? «Me costó bastante decidirme por la academia; miré en Internet varias academias en Madrid, todas online. Leía foros, opiniones y al final me decidí por Tecnoszubia por los comentarios. El año pasado hubo oposiciones en La Rioja y una chica sacó plaza con vosotros. Todo eso me ayudó. La modalidad online, al final, me ha gustado mucho».

En cuanto a sus preparadores, y pese a estar online, Alejandra se ha llevado una muy buena experiencia. «Los preparadores han sido maravillosos. Teníamos cuatro preparadores: dos médicos especialistas que me han enseñado mucho sobre anatomía patológica y citología y los dos preparadores principales de la especialidad (Andrés y Asunción), que impartían el resto de temas: nos llevaban la programación, nos ayudaban día a día, nos resolvían dudas, nos daban la información necesaria. Muy cercanos. Con la persona que nos ha llevado la programación (Asunción) conecté desde el primer momento, me ha ayudado mucho. A pesar de ser online ha sido como si estuvieran aquí. ¡Cuando saqué la plaza la llamé y se alegró como si fuera mi madre!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.