Noticias

El día que supe que la plaza era mía (XIX) | José Julio y la confianza en sí mismo

José Julio Vargas se presentó por segunda vez en 2019 a la especialidad de Educación Musical y, gracias a un admirable 9,67, consiguió su plaza. Pero antes de todo eso, de vivir en la nube en la que ahora vive, tuvo que sacrificarse.  Llevaba trabajando años en diversos trabajos alejados de la profesión docente: paquetería, gasolineras…

«Pero un día decidí que era el momento de cambiar de vida…»

…Y José Julio dejó el trabajo y comenzó a opositar.

Así que, tras escuchar comentarios positivos de la que posteriormente sería su preparadora, Lidia, eligió Tecnoszubia. Y no se equivocó, reconoce, eligiendo la academia: «Desde febrero, todas las semanas hacíamos simulacros; eso es lo que me permitió exigirme y ponerme en situación de examen. Cuando llegué a la prueba de las oposiciones para mí fue un examen rutinario más. Esto para mi fue fundamental. El resto es descansar, ponerse objetivos y cumplirlos».

«Nosotros teníamos las clases bien organizadas: solfeo, programación…seguíamos una metodología, una rutina de trabajo, que nos sirvió para habituarnos», reconoce, de igual forma. «Y en cuanto a los materiales, no he tenido ningún problema; en mi caso empecé con un nivel muy bajo de solfeo y gracias a los materiales llegué progresivamente al nivel que me exige la oposición. Si te apuntas desde el principio en la academia vas a alcanzar el nivel», concluye, subrayando el peso del centro en su resultado.

«Confió tanto en mí que hizo que me lo creyera»

Para su preparadora, José Julio sólo tiene palabras positivas. «Lo de Lidia es espectacular, alucino con ella: te corrige hasta la última coma, no sé cuántos correos ha podido contestar, quizás 8.000; ella confiaba en mí tanto que terminó convenciéndome para que me lo creyera y yo también lo hiciera. Los supuestos no los corregía sólo con nota, sino que te incluía frases motivadoras; te preparaba para lo máximo. En las oposiciones puedes tener un mal día, pueden pasar miles de cosas, pero en la academia te preparan para lo mejor», sentencia.

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *