Noticias

«El día que supe que la plaza era mía» (IX) | Así llegó Mariam a ser la tercera de su tribunal

Mariam Baena terminó en 2018 la carrera: en un año, tras prepararse en Tecnoszubia, ha logrado ser la tercera mejor de todo su tribunal. Ya es maestra con plaza de Francés y nos lo cuenta apoyada en una sonrisa que nunca se le ha borrado: una sonrisa en la que tiene mucho que ver la ola de reconocimientos que su hazaña ha levantado: «Toda mi familia está llorando de la emoción, desde mis abuelos…¡voy a empezar a trabajar en septiembre»

Para Mariam, su sueño siempre fue opositar, ser maestra. Y nunca tuvo dudas sobre dónde prepararse para conseguirlo: «Mi padre ya estuvo en la academia y pronto estará mi novio. Esto se lo recomiendo a todo el mundo; para superar un proceso selectivo es imprescindible prepararse en una academia. La cantidad de trabajo que nos mandaban…en unas oposiciones necesitas que te presionen. Gracias a eso estoy aquí. El material te lo dan preparado, te aconsejan, te escuchan…es imprescindible».

«Una dinámica de clase eficaz y motivadora»

Baena nos cuenta que «sus compañeros de los viernes eran muy trabajadores: solo pensaban en conseguir la plaza». Esto es un factor que a ella le motivó desde el primer momento: «Me hacía pensar que yo también podía», argumenta. Pero no fue lo único. La dinámica de clase de Juana y Manolo, sus preparadores, fue, para ella, otro elemento clave. «Se complementaban perfectamente, dos horas de teoría y dos horas y media de practica cada semana. Todo se daba al mismo nivel. Lo hacían muy practico, desde el primer momento con exámenes, la metodología muy dinámica, todos luchando por una plaza y los preparadores dando lo mejor de sí mismo. ¡Trabajaban mas que nosotros!», recuerda.

 

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *