Noticias

Estimado/a aspirante:

Parece que ha pasado una eternidad, pero fue hace pocos meses cuando todos, provisionalmente, tuvimos que cambiar nuestro objetivo para ganar otra batalla; otra que nos ha unido para luchar contra ese tifón que tanta calamidad ha traído.

Comenzabas este curso lleno de ilusión gracias a ese sueño que te ha guiado hasta aquí: alcanzar una plaza en la función pública. Y entre montañas de apuntes has acabado este curso académico, casi de la misma forma que lo hubieras hecho si la situación hubiera transcurrido con normalidad. Porque aunque todo no haya ido como esperábamos y la ilusión haya sido quebrantada por algo que nadie hubiese imaginado hace apenas tres meses, has sacado fuerzas para acabar el curso y decidir que no era el final, que esto solo es una oportunidad para hacerlo aún mejor. Para soñar con más fuerza.

He visto en alumnos, preparadores y trabajadores de Tecnoszubia una capacidad de adaptación y resistencia digna de los mejores. No todo el mundo es capaz de resistir algo así, pero el ser humano, a pesar de todo, es maravilloso; es algo que este año he tenido la suerte de comprobar, otra vez, en nuestras aulas.

* * *

Deseo recalcar el enorme trabajo que nuestros preparadores han desarrollado desde casa. Como ya sabemos, todos los profesores y maestros han necesitado adaptar sus tareas a la nueva situación, cargando en muchas ocasiones con clases llenas de niños tras una pantalla, elaborando materiales específicos para este nuevo escenario.

En el caso de nuestros profesores, además han hecho todo lo posible para que la formación de nuestro alumnado no solo no se viera deteriorada, sino que han hecho lo imposible por darle un valor añadido. Desde nuestro Centro, les hemos facilitado la posibilidad de impartir las clases online gracias a la infraestructura de la que disponemos en nuestras instalaciones; pero desde aquel fatídico 14 de marzo, a pesar de tenernos disponibles de forma telemática, se han encontrado sin el apoyo físico del Centro, obligados a impartir las clases desde su propio domicilio. Nuestro agradecimiento a ellos.

El personal administrativo, por último, no ha dejado en ningún momento de trabajar, estableciendo turnos para que nunca nuestro alumnado se viera desprovisto de un servicio que siempre prometimos darle. Ni en los momentos más difíciles han fallado, manteniendo la calma y la serenidad, a pesar de la incertidumbre que planteaba este drama. Y para que estas personas pudieran desarrollar con tranquilidad sus tareas, nuestro personal de limpieza se ha ocupado de mantenernos seguros a todos.

* * *

Ahora, no solo comienza un nuevo curso, sino que, quizás, comience una nueva era en la que muchos de nuestros valores y preferencias puede que se hayan puesto patas arriba, removiendo nuestras conciencias y ayudándonos a crecer personalmente. Quiero pensar, de verdad, que esto va a ser una nueva oportunidad para todos, para alcanzar nuestras metas, para la materialización de nuestros sueños.

Solo puedo desearte que confíes en lo que has aprendido, en lo que llevas dentro. Confía en ti, pues con el próximo curso tienes la oportunidad que siempre quisiste para lograr tus objetivos.

¡Comparte con otros opositores y sigue nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *